El cultivo del peral con buenos resultados e sposible en la mayor parte de España. Crece mejor en los terrenos profundos, frescos y no demasiado húmedos.